En BuenSalud nos preocupa tu alimentación y siempre insistimos de la importancia de seguir una dieta mediterránea. Para conseguirlo, tomar un buen AOVE es fundamental. Por eso queremos hablarte de algunas técnicas de cocina con aceite de oliva (frío y caliente). ¡No te las puedes perder!

 

Técnicas de cocina con AOVE

 El AOVE es la base de muchos platos y no puede faltar, por eso debe consumirse uno de calidad, ¡porque con la salud no se juega! Y para conseguirlo, es importante que conozcas alguna que otra técnica culinaria interesante con AOVE.

Técnicas culinarias con aceite en frío

     Para aliñar: uno de los usos más comunes del aceite de oliva en frío tiene que ver con el aliño. Es una técnica que se suele emplear en crudo y que consiste en mezclar distintos condimentos, como el AOVE, para darle más sabor al plato o potenciarlo. Es muy utilizado en ensaladas, verduras, pescados, etc.

     Para emulsionar: el aceite de oliva virgen extra es uno de los ingredientes fundamentales en este tipo de preparados. Consiste en unir distintos ingredientes hasta crear una mezcla, como una salsa. Por lo que sus usos son muy amplios: salsa rosa, ajo blanco, etc.

     Para conservar: aunque es uno de los usos menos habituales -dado que es posible que nunca lo hayas hecho-, las latas de conserva llevan aceite para prolongar la vida de los alimentos. Algunos de los principales son quesos, embutidos, etc. Por lo que tiene muchos usos.

Técnicas culinarias con aceite en caliente

     Para saltear: es uno de los usos más utilizados, para alimentos que requieran de poca cocción. Tipo verduras en sartén wok.

     Para asar: es la técnica de asar alimentos en el horno con un chorro de AOVE por encima. Por ejemplo: carne asada.

     Para freír: no es precisamente la técnica más sana y recomendada, pero de vez en cuando no viene mal. Consiste en introducir el alimento en AOVE hirviendo hasta que se fría bien por dentro y por fuera.

     Para adobar: se suele utilizar en carnes o pescados, dónde se sumerge durante un tiempo para que adquiera un determinado sabor.

 Otras técnicas con AOVE en caliente son para estofar, escabechar, confitar o rehogar. ¡Ahora que conoces estas técnicas con AOVE solo queda que las pruebes!

Utilizamos cookies propias y de terceros para proporcionarte una mejor experiencia de compra y elaborar información estadística. Si quieres ampliar información accede a saber más.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Amplía información sobre nuestra Política de Cookies aquí.

Cerrar