Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

El Aceite de Oliva de Primera Prensada

 

AOVE Primera Prensada

 

El aceite de primera prensada, ha sido popularmente categorizado como el mejor aceite de oliva de la cosecha, aunque realmente el término “primera prensada” no se refiere a que sea el mejor, si no a un método utilizado para extraer el aceite de las aceitunas. ¿Te lo cuento mejor en detalle? Vamos a ver cómo se hacía el aceite de primera prensada y su historia para ponernos en contexto. 

Share

Los cuidados del olivo después de la recogida de aceituna

 

 

El olivo es uno de los árboles más comunes de España, pero también uno de los más queridos y mimados por parte de los agricultores, ya que cuenta con más de 250 variedades diferentes. Cada una de estas variantes nos ofrece una aceituna diferente, con su aroma y sabor característicos. Esta es la razón de que España, y en especial nuestra gran provincia de Jaén, produzca un aceite tan variado y rico.

Un árbol que nos ofrece tanto, requiere también de una atención especial, ¿no? Precisamente por eso es importante llevar a la práctica ciertos cuidados en el olivo después de la recogida de aceituna, ¡así es como nos preocupamos desde BuenSalud para ofreceros el mejor AOVE!

 

Cuidados del olivo tras la recogida de la aceituna

 

Tras la recogida de la aceituna, es tremendamente importante realizar un tratamiento reparador y endurecedor del árbol. Con el paso de las máquinas y de las varas agitando el olivo, este queda más expuesto a ciertas enfermedades como la bacteriosis y tuberculosis.

También puede estar más expuesto a plagas como el repilo, la mosca del olivo, el barrenillo o la polilla, por lo que es importante fumigar la plantación para evitar contagios.

El olvido de estos dos puntos clave en los cuidados hacia el olivo tras su recogida suele ser el motivo de la vecería en el olivo, causando daños en la cosecha del año siguiente.

 

Abonado y riego en el olivo tras la recogida

 

Hay muchas opiniones diferentes sobre cuándo se debe recoger la oliva. Algunos expertos opinan que la mejor época es a mediados de octubre o principios de noviembre, dependiendo de la zona dónde se encuentre el olivo.

Tras la recogida en otoño, debe realizarse un abonado en invierno. Es muy recomendable utilizar productos con base de nitrógeno, potasio y fósforo, aunque las cantidades a utilizar variarán dependiendo de varios factores. Lo más importante sin duda es esparcir el abono alrededor del tronco.

Otro de los cuidados más importantes que debemos realizar sobre el olivo tras la recogida de la aceituna es el podado. Debemos podar el olivo periódicamente, a fin de permitir la entrada de sol, que crezca de forma equilibrada y que se aire la planta.

Cuidar el olivo tras su recogida nos dará más probabilidades de tener una mejor cosecha al año siguiente.

Share

Las características de un buen aceite

Nos gusta darte lo mejor por lo que trabajamos cada día para ofrecerte un Aceite de Oliva Virgen Extra de la mejor calidad. Nos esforzamos mucho en hacerte llegar un producto con las mejores características del mercado y no queremos que te engañen con cualquier cosa, por eso te queremos explicar cómo reconocer un buen aceite sin necesidad de ser un experto catador, ¡y que no te den gato por liebre! 

 

 

1.      O es Virgen Extra o no es buen aceite 

Las mejores características el aceite se encuentran en los AOVEs, si no es Virgen Extra, seguro que es barato (o debería). 

2.      Procesado en frío

A menos temperatura, mayor calidad. 27ºC o menos es la temperatura ideal en la que el aceite no pierde propiedades.

3.      Que no te más de un año

Al contrario que con el vino, más viejo, peor.

4.      Evita el sol

Los mejores aceites no sólo se identifican por un bonito envase. El aceite, como el vino, se estropea con las altas temperaturas, el aire y el sol. Por eso, cuando una botella tiene un bonito envase, no sólo pienses que se han preocupado por su marketing, si no que su fabricante se ha preocupado por la calidad de su producto. 

5.      Si es muy económico, no te fíes 

Como cualquier producto, su calidad se verá reflejada directamente en su precio. Un buen aceite lleva un gran trabajo detrás, lo que hace aumentar el precio.

6.      Nítido y brillante

Si el color es turbio o apagado, no es un buen aceite.

7.      ¡El aceite no sabe a aceituna! 

Las aceitunas de mesa no son las del olivo. Bueno, sí que son, pero tienen un proceso diferente a las que se usa para hacer aceite, por lo que este no debe saber a aceituna. 

8.      Dónde se envasó es muy importante

Si el aceite fue envasado en su lugar de origen asegura la calidad.

9.      ¡Si pica la garganta, es bueno!

Como ya te explicamos en nuestro artículo sobre cómo hacer una buena cata, una de las propiedades que indica que es un aceite de calidad es su picor. Si te hace toser (o casi), ¡es bueno!

Share