Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Características del aceite de oliva arbequina

No es la primera vez que en BuenSalud te hablamos de los distintos tipos de AOVE, porque lo cierto, es que hay muchas variantes. Por ello, hoy queremos que conozcas todas las características del aceite de oliva arbequina. Quizás no es el tipo más popular o consumido, pero es importante que sepas cómo se utiliza.

 

Aceite de oliva arbequina: características

El AOVE Arbequina, tiene este nombre debido a que es extraído de las aceitunas que provienen del olivo Arbequina. Esta es su principal peculiaridad, por lo que de sabor y de olor es diferente a otros aceites que hayas podido consumir antes.

 

De entre sus principales características, tenemos que destacar principalmente su aroma. El olor del aceite de oliva Arbequina es agradable, como afrutado. Y recuerda a una mezcla de manzana, menta, hierba recién cortada… por lo que es todo un cúmulo de buenas sensaciones.

En lo que respecta al sabor, el aceite de oliva Arbequina es por lo general dulce y suave. No suele salir ninguna remesa ‘amarga’. Por lo que en general entra bastante bien y cuando se consume su sabor tiene un gusto almendrado, además de discretos toques de nuez verde y tomate.

Se suele mezclar con otros aceites -tipo Picual- ricos en ácido oleico. E incluso polifenoles, con el objetivo de mejorar sus propiedades y aumentar su estabilidad frente a la oxidación. Por lo que puedes encontrarlo ‘mezclado’.

¿Para qué se utiliza el aceite de oliva Arbequina?

Por lo general, el consumo del aceite de oliva Arbequina se recomienda en ensaladas. Como te decimos, tiene un sabor y un aroma agradable, por lo que sienta muy bien en este tipo de platos en crudo. 

E incluso cuaja bien en aliños y salsas, por lo que sus usos pueden llegar a ser variados. Aunque eso sí, se evita siempre en frituras, debido a que es un aceite suave y en esos casos siempre es mejor optar por uno intenso. 

Si te interesa comprarlo, recuerda que lo encontramos disponible en distintas denominaciones de origen protegidas, siendo las principales: DOP Aceite de Siurana, DOP Estepa y DOP Aceite Sierra del Moncayo. 

 

Ahora que conoces las características del aceite de oliva arbequina solo queda que lo pruebes y nos cuentes si te ha gustado esta variante de AOVE.

Share

Técnicas de cocina con aceite de oliva

En BuenSalud nos preocupa tu alimentación y siempre insistimos de la importancia de seguir una dieta mediterránea. Para conseguirlo, tomar un buen AOVE es fundamental. Por eso queremos hablarte de algunas técnicas de cocina con aceite de oliva (frío y caliente). ¡No te las puedes perder!

 

Técnicas de cocina con AOVE

 El AOVE es la base de muchos platos y no puede faltar, por eso debe consumirse uno de calidad, ¡porque con la salud no se juega! Y para conseguirlo, es importante que conozcas alguna que otra técnica culinaria interesante con AOVE.

Técnicas culinarias con aceite en frío

     Para aliñar: uno de los usos más comunes del aceite de oliva en frío tiene que ver con el aliño. Es una técnica que se suele emplear en crudo y que consiste en mezclar distintos condimentos, como el AOVE, para darle más sabor al plato o potenciarlo. Es muy utilizado en ensaladas, verduras, pescados, etc.

     Para emulsionar: el aceite de oliva virgen extra es uno de los ingredientes fundamentales en este tipo de preparados. Consiste en unir distintos ingredientes hasta crear una mezcla, como una salsa. Por lo que sus usos son muy amplios: salsa rosa, ajo blanco, etc.

     Para conservar: aunque es uno de los usos menos habituales -dado que es posible que nunca lo hayas hecho-, las latas de conserva llevan aceite para prolongar la vida de los alimentos. Algunos de los principales son quesos, embutidos, etc. Por lo que tiene muchos usos.

Técnicas culinarias con aceite en caliente

     Para saltear: es uno de los usos más utilizados, para alimentos que requieran de poca cocción. Tipo verduras en sartén wok.

     Para asar: es la técnica de asar alimentos en el horno con un chorro de AOVE por encima. Por ejemplo: carne asada.

     Para freír: no es precisamente la técnica más sana y recomendada, pero de vez en cuando no viene mal. Consiste en introducir el alimento en AOVE hirviendo hasta que se fría bien por dentro y por fuera.

     Para adobar: se suele utilizar en carnes o pescados, dónde se sumerge durante un tiempo para que adquiera un determinado sabor.

 Otras técnicas con AOVE en caliente son para estofar, escabechar, confitar o rehogar. ¡Ahora que conoces estas técnicas con AOVE solo queda que las pruebes!

Share

Siembra en primavera

¿Por qué es tan importante sembrar en primavera? Seguramente recuerdes nuestro artículo del año pasado dónde te dimos algunos buenos consejos para cuidar el olivo en primavera. Y por ello, queremos recordarte la importancia de sembrar en esta época.

 

Share