El olivo es uno de los árboles más comunes de España, pero también uno de los más queridos y mimados por parte de los agricultores, ya que cuenta con más de 250 variedades diferentes. Cada una de estas variantes nos ofrece una aceituna diferente, con su aroma y sabor característicos. Esta es la razón de que España, y en especial nuestra gran provincia de Jaén, produzca un aceite tan variado y rico.

Un árbol que nos ofrece tanto, requiere también de una atención especial, ¿no? Precisamente por eso es importante llevar a la práctica ciertos cuidados en el olivo después de la recogida de aceituna, ¡así es como nos preocupamos desde BuenSalud para ofreceros el mejor AOVE!

 

Cuidados del olivo tras la recogida de la aceituna

 

Tras la recogida de la aceituna, es tremendamente importante realizar un tratamiento reparador y endurecedor del árbol. Con el paso de las máquinas y de las varas agitando el olivo, este queda más expuesto a ciertas enfermedades como la bacteriosis y tuberculosis.

También puede estar más expuesto a plagas como el repilo, la mosca del olivo, el barrenillo o la polilla, por lo que es importante fumigar la plantación para evitar contagios.

El olvido de estos dos puntos clave en los cuidados hacia el olivo tras su recogida suele ser el motivo de la vecería en el olivo, causando daños en la cosecha del año siguiente.

 

Abonado y riego en el olivo tras la recogida

 

Hay muchas opiniones diferentes sobre cuándo se debe recoger la oliva. Algunos expertos opinan que la mejor época es a mediados de octubre o principios de noviembre, dependiendo de la zona dónde se encuentre el olivo.

Tras la recogida en otoño, debe realizarse un abonado en invierno. Es muy recomendable utilizar productos con base de nitrógeno, potasio y fósforo, aunque las cantidades a utilizar variarán dependiendo de varios factores. Lo más importante sin duda es esparcir el abono alrededor del tronco.

Otro de los cuidados más importantes que debemos realizar sobre el olivo tras la recogida de la aceituna es el podado. Debemos podar el olivo periódicamente, a fin de permitir la entrada de sol, que crezca de forma equilibrada y que se aire la planta.

Cuidar el olivo tras su recogida nos dará más probabilidades de tener una mejor cosecha al año siguiente.

Utilizamos cookies propias y de terceros para proporcionarte una mejor experiencia de compra y elaborar información estadística. Si quieres ampliar información accede a saber más.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Amplía información sobre nuestra Política de Cookies aquí.

Cerrar